Maaya Sakamoto – Kazamidori



Maaya Sakamoto
カザミドリ / Kazamidori / Veleta

haru ni umareta sei kashira
tane ga tondeku mitai ni sugu tooku e ikitaku naru
mada minu basho e

kaze ni unmei yudaneta kazamidori
mokutekichi o shimeshitsudzukeru konpasu
nani o motteikeba ii nani o oiteikeba ii
tabitachi no asa

kawaru koto o osorenagara koko ni todomaritaku mo nai
itsumo to yoku nita shizuka na mezame

sayounara to senaka o oshita kimi
mata aeru to koe ni naranai watashi
kasanatteta michi ga mata futatsu ni wakareteru
hajimari no asa

hitoribocchi wa iya na no ni hitori de ikanakya imi ga nakute
sabishisa ni ashi ga tomatte mo mada kaerenai no
kaze to tomo ni umi o watari hinode ni michibikarete arukou

ikutsumo no deai to wakare sono saki ni
watashi o matteru mono ga kitto aru kara
umareta toki jibun to kawashita yakusoku hatashi ni ikanakucha

dare ni kiite mo wakaranai kono me de kono te de fureru made

sekaijuu ni chiribamerareta takaramono
mori no you ni fukaku kokyuu o shite hoshi no oto o kiite nemurou

itsuka daichi ni maiorite ne o orosu
soko ga kaeru basho

    *****

Me preguntó si es porque nací en la primavera
Cuando las semillas parecen estar volando, pronto querré irme lejos
a un lugar que no he visto jamás.

Una veleta abandonada al destino por viento
Una brújula que continua apuntando un destino
Puedo tomar lo que desee, puedo abandonar lo que desee
La mañana de un nuevo comienzo.

Mientras tengo miedo del cambio, tampoco quiero permanecer aqui
Un amanecer tranquilo que parece el mismo de siempre

Tu que dijiste adiós y yo que toqué tu espalda
Yo que no pude decir, nos veremos de nuevo
Caminos sobrepuestos que de nuevo se separarán en dos
La mañana de un comienzo.

Aunque no quiero estar del todo sola, eso no significa que debo estarlo
Aún con la soledad deteniendo mis pasos, no puedo ir a casa aún
Cruzando el océano juntos con el viento, caminaré guiada por el atardecer
Porque lo que me espera definitivamente esta ahi
trás tantos encuentros y despedidas,
tengo que mantener la promesa que me hice a mi misma cuando nací.

Hasta que pueda tocar con estas manos, con estos ojos que no
entienden aún si escucho a alguien,
Los tesoros encerrados en todo el mundo,
tomando un respiro tan profundo como el bosque, dormiré escuchando el sonido de las estrellas,
para algun día echar raíces que se posen sobre el suelo
Ese es el lugar al que me dirijo, a casa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: